¿Puede la gripe aumentar el riesgo de infarto al miocardio?

Investigadores canadienses vincularon los factores de riesgo asociados al virus con los de las afecciones cardíacas

Un estudio realizado en la Universidad de Toronto, de Canadá, propone que existe un vínculo latente entre la gripe, las crisis cardíacas y la mortalidad del paciente.

De acuerdo con esta investigación, publicada en la New England Journal of Medicine (NEJM), las personas con riesgo cardíaco tienen seis veces más posibilidades de sufrir un infarto durante los siete días siguientes a una infección por gripe.

Para llegar a esta conclusión, los autores realizaron un seguimiento de los casos de 19.729 residentes de la comunidad de Ontario, que habían sido diagnosticados por gripe entre 2009 y 2014. El resultado fue que 332 de ellos fueron hospitalizados (en 364 ingresos totales) por infarto agudo al miocardio durante el año antes o el año después de su contagio con el virus. Examinando la data, se halló que 20 de estas admisiones se dieron durante el período de riesgo (correspondiente a la semana siguiente de haber padecido el virus) y 344 durante el período de control (estimado en un año).

De acuerdo con la data, los factores de riesgo registrados aumentaban en los casos en que el paciente había tenido gripe tipo B, por encima de otras variedades del virus. De manera detallada se determinó que “los índices de incidencia de infarto agudo de miocardio en los 7 días posteriores a la detección de influenza B, influenza A, virus respiratorio sincitial y otros virus fueron de 10,11 (IC 95%, 4,37 a 23,38), 5,17 (95% IC, 3,02 a 8,84), 3,51 (IC del 95%, 1,11 a 11,12) y 2,77 (IC del 95%, 1,23 a 6,24), respectivamente”.

Además, los investigadores hallaron también una mayor incidencia en adultos de edad avanzada, así como en aquellos que ya hubieran sufrido un primer infarto anteriormente. La edad media de los pacientes analizados en los que se presentaron estas coincidencias fue de 77 años.

Según se detalla en el estudio, el vínculo entre gripe e infarto al miocardio podría sustentarse en la inflamación y los procesos vasoconstrictores que se asocian a las formas más agudas de este virus y que, a su vez, dejan vulnerable al sistema cardíaco.

En una entrevista concedida al respecto para el diario español El Mundo, Alessandro Sionís, presidente de la Sección de Cardiopatía Isquémica y Cuidados Agudos Cardiovasculares de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) confirmó que, en efecto, “las infecciones provocan inflamación y ésta crea un entorno de riesgo que facilita la ruptura o la erosión de la placa aterosclerótica, lo que deriva en infarto de miocardio (…) hay estudios incluso que apuntan que con la neumonía también se dan más eventos cardiovasculares. La misma asociación se establece con la contaminación atmosférica, que también produce inflamación”.

Datos publicados por el Ministerio de Salud en 2015 informan que en Argentina ocurren entre 40 mil y 50 mil infartos cada año. De ese total de casos, 17 mil personas fallecen.

 

Fuente/s:

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close