Fuera de guardia

Fuera de guardia

Pasión para comunicar sobre ciencia

Sofía Martínez Villalpando es bióloga y comunicadora científica. Desde México, busca acercar la biología a un público amplio, con gran éxito en plataformas como You Tube. La entrevista a Océano Medicina, aquí

¡Alcanza tu máximo potencial!
Ver cursos relacionados:

“Después de todo, cuando estás enamorado quieres contarlo a todo el mundo”, contestaba el gran divulgador científico Carl Sagan. Ocurría cuando le preguntaban acerca de su afán por comunicar ciencia. En el caso de Sofía Martínez Villalpando, la pasión por contar la biología surgió en 2010 cuando aún era estudiante universitaria. Y nunca cesó. Primero creó su sitio “The Biologist Apprentice”. Para financiarlo diseñó remeras ilustradas con dibujos de osos, arañas y mapaches.

Luego, vinieron los videos en YouTube y, así, la masividad.

La bióloga y comunicadora científica mexicana conversó con Océano Medicina. Le consultamos, entre otras cosas, acerca de la importancia de transmitir el conocimiento científico a la población general.

-¿Por qué decidió dedicarse a la comunicación pública de la ciencia?

-Desde que era muy joven, siempre he sido fan de las películas, los documentales de la naturaleza y de las series. Además de ser amante de los animales y la ciencia. Es por eso que me dedico a la comunicación científica, porque para mí significa la conjunción de dos actividades que me apasionan (la biología y la producción audiovisual).

-¿Qué se necesita para comunicar ciencia?

-Se requiere capacitación, actualización y preparación. Concurriendo a cursos, talleres, revisiones bibliográficas o prácticas. Pero para comunicar ciencia, sobre todo, se necesita mucha pasión.

-¿Por qué eligió YouTube como principal plataforma?

– Fundamentalmente, debido a la falta de videos de divulgación científica en esa plataforma. Cuando comencé en YouTube, no había muchas personas haciendo videos de ciencia. Y, menos aún, que fueran mujeres. Eso fue lo que me inspiró a empezar a idear y desarrollar mis propios videos.

– ¿Qué cosas espera despertar en el público que la sigue?

-Busco generar en el público un criterio propio, para que sepa discernir entre la información teórica fundamentada y la información falsa. Además, intento que se apropien del conocimiento acerca de las especies que nos rodean. Me gusta crear consciencia sobre la necesidad de protección del medio ambiente.

-La pandemia por COVID-19 ha traído algo que han dado en llamar infodemia. Un exceso de información y una proliferación de noticias falsas pocas veces visto. ¿A qué se debe ese fenómeno? ¿Cómo se lo combate desde la comunicación de la ciencia?

-Normalmente, las personas tienden a compartir noticias con titulares llamativos, y no se toman el tiempo de buscar la fuente de donde provienen. Para detener la proliferación de noticias falsas se debe enseñar a la audiencia a adquirir buenas prácticas en la obtención de la información. Dejarles en claro lo importante que es proveerse de información científica de calidad desde sitios confiables.

-Otro fenómeno alarmante ha sido la intensificación, al menos mediática, de mensajes antivacunas o conspiracionistas. En aquellos que aún tienen dudas, un poco de información acerca de la seguridad y eficacia de las vacunas contra el virus SARS-CoV2, por ejemplo, les puede venir bien. ¿Pero qué hacer con aquellos que tienen una postura negacionista y rechazan toda evidencia científica?

-Cada quien es libre de creer en lo que quiera y, desafortunadamente, no todas las personas tienen conocimiento científico. Lo único que queda es hacer mi trabajo y proporcionar, de la mejor manera, información de calidad y con base científica.

-El nuevo coronavirus ha dejado una vez más en claro que la salud humana es indisociable de la salud animal y ambiental. Desde hace años existe una perspectiva, llamada “Una salud”, que trata de abordar de manera holística algunas enfermedades. Requiere la participación de profesionales de diversas ramas. En ese sentido ¿en qué cree que podría contribuir el trabajo de un biólogo o bióloga?

-Afortunadamente, tenemos trabajo que hacer en cualquier área y esta no es la excepción. Tenemos que velar por el bienestar de los ecosistemas y de las especies. En este caso puntual de la pandemia, entre otras cosas se debe hacer todo lo posible para controlar la venta ilegal de especies exóticas. Allí puede ser de utilidad un biólogo o bióloga.

-¿En qué otras áreas de la salud humana es necesario un abordaje multidisciplinario en el que intervenga alguien con formación en biología?

– En todas. Desde la investigación genética para el desarrollo de vacunas, hasta la comprensión de muchos procesos a nivel celular y molecular para explicar ciertas patologías. Un profesional con conocimientos de biología puede ser de utilidad en el campo de la fisiología, biotecnología, microbiología o la toxicología, entre otras muchas áreas.

-¿Cómo ve el rol actual de la mujer en la ciencia de México? ¿Difiere del observado en otros países? ¿Qué se debe mejorar?

-En México todavía hay una gran brecha de género, que día a día se está tratando de cerrar. Todo esto se origina desde el acceso limitado de las niñas y mujeres a la educación. También, por un contexto sociocultural de desigualdad y discriminación de género en la investigación científica. Desconozco la situación de las mujeres en ciencia en otros países, pero no creo que sea tan diferente. Tenemos que seguir trabajando para cambiar los estereotipos y alentar a las vocaciones científicas en niñas y jóvenes. Hay que mostrar a las demás mujeres que nuestro momento es ahora.

Puedes seguir a Sofía Martínez Villalpando a través de:

thebiologistapprentice.com

You Tube: sofiabiologista

Instagram: @thebiologista

Facebook: @TheBiologistApprentice

LInkedin: sofiamartinezvillalpando

Fuente/s:

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close