Fuera de guardia

Fuera de guardia

“La mayoría de las enfermedades cardiovasculares tienen su origen en el estilo de vida”

Ariel Kraselnik, médico especialista en cardiología e influencer, conversó con océano medicina acerca de la relación entre las enfermedades cardiovasculares, la nutrición y el impacto que tienen las diversas dietas en el medio ambiente

-¿Usted es cardiólogo y nutricionista?

-Soy médico especialista en cardiología, con residencia completa en Fundación Favaloro. No soy nutricionista.  Realicé un posgrado universitario en nutrición vegetariana y vegana en la UBA, y además investigo continuamente sobre alimentación, doy conferencias en congresos sobre el tema y soy docente en el posgrado de nutrición vegetariana en la universidad de La Plata.

-¿Cómo se relaciona la nutrición, el veganismo y la cardiología?

-La mayoría de las enfermedades cardiovasculares tienen su origen en el estilo de vida, siendo la nutrición uno de los factores más influyentes. Los patrones alimentarios cuya mayor parte consisten en alimentos de origen vegetal, mínimamente procesados, han demostrado ser protectores para el aparato cardiovascular.

No se debe confundir a una dieta con el veganismo, que es una postura ética y filosófica que se basa en rechazar la explotación de los animales, sea para alimentación, vestimenta, entretenimiento, etc. Una persona puede llevar una dieta libre de carne o secreciones de animales, pero aún elegir contribuir a la explotación animal en otros ámbitos, y esto no sería compatible con la ideología del veganismo. 

-¿Qué es la alimentación basada en plantas sin ultraprocesados?

-Hablar de dieta “vegetariana” o “vegana” tiene el problema de que se está definiendo por lo que excluye (animales) y no por lo que incluye.

Uno podría llevar una dieta 100% vegana y comer todo el día papas fritas, cerveza, galletitas y empanadas de imitaciones de carne, lo cual claramente no es nada saludable.

Hablar de alimentación basada en plantas es un término más adecuado porque hace referencia a lo que incluye: una variedad de alimentos vegetales, en su estado natural, o con mínimo procesamiento: frutas, verduras, granos integrales, frutos secos, legumbres y semillas.

Usted es de la nueva generación de médicos que apuesta al veganismo como forma de vida saludable tanto para el cuerpo como para el medio ambiente. ¿Podría relatar su visión como profesional de la salud frente a este fenómeno?

-Las organizaciones más importantes del mundo nos advierten cada vez con más vehemencia que es urgente un cambio de nuestra alimentación, ya que este sistema es insostenible para el medio ambiente.

La producción masiva de animales para su consumo genera enormes cantidades de gases de efecto invernadero, consume y contamina mucha agua potable, es un gran responsable de la deforestación.

Entre otros muchos problemas, como la resistencia a antibióticos por su uso indiscriminado en esa industria. No tiene sentido pensar en la salud personal en un planeta sin agua ni aire respirable. Es responsabilidad de los médicos cuidar también la salud comunitaria.

¿Cómo influye la preservación y conciencia con el medio ambiente en su rol como médico?

-Afortunadamente, las dietas basadas en plantas no sólo tienen efectos positivos para la salud humana, sino que consumen menos recursos naturales y evitan el sufrimiento innecesario de millones de animales. Me resulta muy gratificante tener un enfoque nutricional alineado con la salud ambiental y la ética animal, que además se halla respaldado por la mejor evidencia disponible hasta el momento y las principales sociedades científicas del mundo.

-¿Por qué decidió comenzar a comunicar esta información a través de Instagram?

-En mis años de estudiante de Medicina siempre hice resúmenes y apuntes de muy buena aceptación, además de hacer docencia durante más de 3 años. Creo que siempre se me dio bien resumir información y bajarla a un formato entendible. La cuenta de Instagram surgió a partir de sugerencias de varias personas que me conocen, y que pensaron que podría llegar a ser útil para la difusión de un contenido que, al menos en Argentina, no está muy difundido.

-¿Cree que las redes sociales favorecen la labor del médico? ¿Y la relación con el paciente? ¿Por qué?

Las redes son un arma de doble filo. Hay muchas personas, profesionales y no profesionales, que difunden información con poco criterio y responsabilidad, lo cual genera confusión en las personas. Por eso intento ser responsable con el contenido de mi cuenta, siempre citar las fuentes, y aclarar que lo que se puede transmitir por una red social es sólo para divulgación y tiene muchas limitaciones. Para interpretar artículos científicos hay que tener una formación adecuada.

Como punto positivo, muchos pacientes que atiendo llegan a mi consulta a través de las redes, buscando un profesional con mi enfoque. Las redes sociales permiten lograr una difusión que puede ser muy amplia.

-¿Cómo selecciona el contenido a publicar?

-Me voy actualizando y cuando veo algo que me resulta de particular interés, y que además pueda traducirse a un lenguaje sencillo y claro, armo el contenido.

-¿Como medico cómo vive la pandemia del coronavirus?

-Se vienen momentos difíciles para nuestro país, a la fecha actual (19/03/2020) recién está comenzando en Argentina. Debemos ser responsables y respetar en lo posible el aislamiento social (la única medida con fuerte evidencia científica que la respalda) para no saturar al sistema de salud.

La enfermedad es en su gran mayoría asintomática o leve en gente joven sin patologías previas. Como en todas las crisis sanitarias, las poblaciones vulnerables se llevarán  la peor parte. En este caso son los ancianos, los enfermos y los pobres. Pero la saturación del sistema de salud afecta a todos, sin importar la edad o el dinero en la cuenta del banco, ya que no habrá lugar en los hospitales para atender patologías cotidianas como apendicitis, accidentes, infartos, etc.

Espero que se tomen medidas de ayuda económica para las millones de personas que no pueden darse el lujo de hacer home office y sostener a sus familias. Considero que es prioritario mantener el flujo de productos y servicios, y regular los precios, para evitar profundizar la crisis socioeconómica del país, que, sumado al coronavirus, puede traer consecuencias muy graves.

-¿Cómo trata este tema en el consultorio?

-Intento concientizar sobre la importancia de las medidas de higiene y de aislamiento, pero también tranquilizar, ya que la gente está viviendo este tema con mucha ansiedad. Los medios de comunicación no ayudan; por eso recomiendo no intoxicarse con la tele o audios no chequeados de whatsapp y sólo escuchar las recomendaciones oficiales y de profesionales de confianza.

También le podría interesar:

https://magazine.oceanomedicina.com.ar/fuera-de-guardia/la-ciencia-medica-y-por-ende-la-nutricion-no-son-ideas-estaticas-y-lineales-sino-que-se-encuentran-en-constante-cambio

https://magazine.oceanomedicina.com.ar/actualidad/herramientas-para-el-abordaje-de-las-enfermedades-cardiovasculares

 

Fuente/s:

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close