e-Health

e-Health

UVR-bot, el robot pensado para combatir al coronavirus SARS-Cov-2 mediante luz ultravioleta

Sabrina Lecam, directora de investigaciones de UVRobotics, detalló las principales características del robot, que puede aplicar una dosificación inteligente de luz ultravioleta para eliminar al virus en espacios sanitarios.

¡Alcanza tu máximo potencial!
Ver cursos relacionados:

Los aspectos más relevantes del artículo

  • El robot UVR-bot realiza un reconocimiento del espacio por medio de láser.
  • Luego, decodifica las medidas y características de la habitación.
  • Traduce esta información en el tiempo de irradiación de luz ultravioleta necesario para eliminar a virus y bacterias.
  • Para eliminar el coronavirus SARS-CoV-2, el robot ejecuta un menor tiempo de irradiación.

Durante la pandemia de COVID-19, los desarrolladores de tecnología han producido diversas soluciones para ayudar a combatir el coronavirus SARS-CoV-2 en situaciones y contextos específicos. Un ejemplo de ello es la empresa UVRobotics, que fabricó el UVR-bot, un robot (del cual se crearon cuatro modelos) que desinfecta el ambiente mediante el empleo de luz ultravioleta, . Uno de ellos, el más avanzado, fue generado específicamente para la desinfección de centros de salud.

El UVR-bot para espacios sanitarios es manejado a través de una aplicación que se puede instalar en el celular. Realiza un reconocimiento del espacio por medio de láser. Luego, decodifica las medidas y características de la habitación y las traduce en el tiempo de irradiación de luz ultravioleta necesario para eliminar a virus y bacterias.

En diálogo con Océano Medicina, Sabrina Lecam, directora de investigaciones de UVRobotics, detalló las principales características del desarrollo, que ha alcanzado trascendencia mundial.

– ¿Qué tipo de luz ultravioleta utiliza UVR-bot para desinfectar los espacios?

La luz que emite para desinfectar es luz ultravioleta del espectro C, a 254 nm de longitud de onda. Es una luz que tiene la capacidad de ingresar en las capas externas de virus y bacterias, para destruir ciertas unidades de su ADN y ARN. De esta forma, desinfecta las superficies o el aire que alcance esa luz.

-¿Qué diferencia a UVR-bot de otros dispositivos que emiten este tipo de luz con fines de asepsia?

-Lo que lo diferencia de cualquier otro método de aplicación de luz ultravioleta es que realiza una dosificación inteligente en todos los puntos de la habitación para que la irradiación sea óptima.

-¿Qué extensión de superficie puede desinfectar?

-El robot funciona a baterías, por ende, si se cuenta con una fuente para cargarlas, puede trabajar en un espacio ilimitado. Sin embargo, no tiene una irradiación relevante más allá de los 2 a 5 metros de altura, porque es poco probable que una persona toque ese espacio o que hasta allí lleguen gotas de saliva.

-¿En cuánto tiempo realiza la desinfección?

-Depende de la dimensión de la habitación. En una habitación estándar de hospital, de 3×3 metros, el robot puede realizar la desinfección en 4 minutos. Para eliminar el coronavirus SARS-CoV-2, el robot ejecutará un menor tiempo de irradiación, es decir, una dosis más baja.

-¿Por qué la dosis es más baja para SARS-CoV-2?

-Varios papers indican que este virus es más sensible a la luz ultravioleta del espectro C. Tenemos dos planes de dosis. Uno más elevado, que aplica a bacterias relevantes dentro de la infección intrahospitalaria; y otro más bajo, que apunta al coronavirus SARS-CoV-2, por su alta sensibilidad a la luz ultravioleta. Aunque también es suficiente para eliminar otras bacterias.

-¿Reemplaza a los métodos tradicionales de limpieza?

-No, no reemplaza a los protocolos de limpieza que ya ejecutan hospitales y clínicas. Es un método alternativo, ayuda a desinfectar y así protege a los empleados que ingresen a asear una habitación donde haya un paciente con COVID-19.

¿Permitiría, además, no exponer al personal de limpieza al virus durante un tiempo prolongado?

-Exactamente. Se deja al robot adentro de la habitación y se maneja desde afuera por medio del teléfono celular. Cuando es necesario moverlo a otro punto de la habitación, la persona ingresa, lo desplaza y el robot continúa con el ciclo de irradiación.

-¿La interfaz de la aplicación es de fácil uso?

-Sí. Además, proporciona un registro de los ciclos de desinfección del robot, por lo que si un empleado lo estuvo utilizando esto queda registrado y se puede verificar si efectivamente se alcanzaron todos los lugares que debían haberlo sido.

-¿Cómo surgió la idea de desarrollarlo?

-Martín González, CEO de la compañía Delta3, se enteró en marzo de este año de que en China se empleaba tecnología ultravioleta para combatir al coronavirus SARS-CoV-2 en el transporte público. Entonces, se planteó el crear un dispositivo inteligente que, de manera específica, pudiera dosificar la luz ultravioleta en un ambiente relevante, por ejemplo, una habitación de un hospital. Ese fue el principio de su proyecto, ensambló un equipo y se comenzaron a utilizar insumos argentinos para realizar el prototipo inicial del robot.

-¿En qué otros ámbitos se podría usar el robot?

-En supermercados, en centros odontológicos, etcétera. También estamos desarrollando un equipo para otro tipo de necesidades, por ejemplo, la desinfección del transporte público. Además, estamos produciendo equipos para el uso en el hogar, se trata de unas cajas llamadas UVR-box, en donde de un lado se ingresan los objetos que hayan tenido contacto con el exterior y del otro se extraen ya desinfectados.

Fuente/s:

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close