e-Health

e-Health

Innovadora intervención para la extracción de cálculos biliares

La realizó la doctora Leticia Baroni en el Servicio de Endoscopía Digestiva del Hospital Privado del Sur, ubicado en Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires.

¡Alcanza tu máximo potencial!
Ver cursos relacionados:

Los aspectos más relevantes del artículo

  • Para efectuar el procedimiento, la especialista utilizó un coledocoscopio.
  • Asimismo, implementó una sonda de litotripsia láser, que permitió fragmentar los cálculos biliares a un volumen mínimo, lo cual facilitó su extracción.
  • El coledocoscopio es un endosopio de 3.3 mm con cámara de alta definición que permitió detectar los cálculos.
  • Ofrece una visión directa, precisa y de alta calidad.
  • Este tipo de endosopio permite, también, efectuar biopsias de tumores que aparecen dentro del conducto biliar sin necesidad de realizar una intervención quirúrgica.

Hace algunas semanas se realizó una intervención pionera en la Argentina para la extracción de cálculos de las vías biliares de un paciente. La operación fue liderada por la médica Leticia Baroni. Tuvo lugar en el Servicio de Endoscopía Digestiva del Hospital Privado del Sur, ubicado en Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires. Para llevar adelante la acción se utilizó equipamiento endoscópico de alta definición.

Habitualmente, los pacientes que presentan cálculos en la vía biliar son tratados mediante la combinación de dos o más procedimientos. Primero, se realiza una endoscopía para limpiar la vía biliar. Posteriormente, una intervención quirúrgica para extirpar la vesícula biliar.

En este caso, la doctora Baroni pudo ingresar al conducto biliar (colédoco) con un coledocoscopio y una sonda de litotripsia láser, que permitió fragmentar los cálculos a un volumen mínimo, lo cual facilitó su retiro.

Características del paciente

Según comentó la doctora Baroni al medio La Nueva, el paciente es una persona de 45 años que se presentó en la guardia del Hospital Privado del Sur con síntomas de la enfermedad de Caroli. Esta enfermedad es una malformación congénita muy poco frecuente, caracterizada por múltiples dilataciones saculares o quísticas de las vías biliares intrahepáticas.

Hasta su arribo al centro de salud, el paciente no había experimentado ningún cuadro sintomatológico, e incluso ni siquiera había sido operado de vesícula. Esto se debe a que la enfermedad de Caroli, al ser una patología genética, se desencadena en cualquier momento.

Cálculos biliares: intervención de urgencia

La doctora Baroni explicó que el paciente se presentó con un color amarillo en la piel y dolor agudo en la zona abdominal. Tras diversos estudios, la profesional notó que se le habían formado cálculos de gran tamaño, que no podían ser retirados del conducto colédoco que va al duodeno.

Frente a esta dificultad, resolvió colocar una prótesis plástica como tratamiento transitorio, que permitió el drenaje de la bilis y otorgó tiempo para planificar una solución definitiva.

En conjunto con el cirujano de hígado, el doctor Gustavo Stork, decidieron qué intervención realizar.

Ya con el conducto biliar limpio, pudieron ingresar un coledocoscopio (un endosopio de 3.3 mm con cámara de alta definición) al conducto colédoco y detectar las piedras. Luego, con una sonda de litotripsia láser, que se utiliza en urología, se fragmentaron los cálculos a un volumen mínimo. Posteriormente, se ingresó una canastilla para retirarlos.

Sistema de endoscopia miniaturizada

El procedimiento de litotripsia láser de cálculos en vías biliares a través de coledocoscopia directa llevado a cabo por la doctora Baroni, fue el segundo que se realizó en Argentina. El primero lo desarrolló el doctor Augusto Villaverde, en el Hospital Italiano de Buenos Aires, hace solamente dos meses.

“Yo me especialicé en esta técnica, pero hasta el momento nunca la había podido poner en práctica por no contar con el equipamiento necesario. Hace poco tiempo (en el Hospital) adquirimos el sistema de visualización directa con imágenes de alta resolución Spyglass, en el que se conecta el coledocoscopio. Sin ese instrumento, esta cirugía no se hubiera podido efectuar”, explicó la doctora Baroni a La Nueva.

Este endoscopio de nueva generación ultra fino con imagen digital ofrece una visión directa, precisa y de alta calidad. Es un sistema de endoscopia miniaturizada. El catéter lleva una videocámara y tiene tres milímetros de diámetro y más de un metro y medio de longitud, lo que permite acceder a cavidades del cuerpo diminutas y profundas. En este caso, a los conductos biliares y pancreáticos.

El coledocoscopio se utiliza, también, para efectuar biopsias de tumores que aparecen dentro del conducto biliar, algo que tampoco es muy común, ya que antes se ingresaba al conducto mediante una intervención quirúrgica.

Dificultades para implementar esta técnica

La doctora Baroni sostiene que, de no haber implementado esta técnica, al paciente se le hubiera tenido que practicar una resección quirúrgica de la vía biliar. Por eso, celebra que, al igual que ocurrió con la endoscopía en el tubo digestivo, ahora exista esta posibilidad para la vía biliar.

La especialista destaca que es un gran avance porque facilita la visión directa de lesiones mejor que la radiología. Además, permite dirigir la toma de biopsias y favorece la realización de intervenciones terapéuticas como la litotripsia con láser de cálculos de gran tamaño que no se pueden extraer sin fragmentación previa.

Asimismo, los riesgos que conlleva son menores, se puede realizar en menos de una hora y la recuperación del paciente es mucho más rápida. En este sentido, cabe destacar que el paciente al que se le realizó la intervención fue dado de alta en menos de 48 horas.

La mayor dificultad para practicarla es la económica, ya que tiene un elevado costo y hasta el momento, debido a ser un procedimiento innovador y poco conocido, pocas obras sociales lo reconocen.

Fuente/s:

La Nueva

Universidad Maimónides

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close