Actualidade-Health

Actualidade-Health

¿Cuándo se empieza a envejecer? Un estudio arroja las primeras respuestas

Los aspectos más relevantes del artículo

  • El estudio de las proteínas en la sangre develó que sus variaciones "no solo caracterizan, sino que posiblemente causan, el fenómeno del envejecimiento".
  • Los autores hallaron que el envejecimiento no ocurre de forma progresiva, sino por tres puntos de inflexión que corresponden a edades específicas.
  • Con la data recabada en el estudio realizaron una suerte de reloj capaz de determinar con acierto la edad de los pacientes.

Un conjunto de 373 proteínas que circulan en la sangre contiene las claves para conocer la edad de cada paciente.

Así lo identificó un equipo de investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, dedicado al estudio del envejecimiento.

“Hemos sabido durante mucho tiempo que medir ciertas proteínas en la sangre puede brindarle información sobre el estado de salud de una persona, por ejemplo, lipoproteínas para la salud cardiovascular; pero no se ha apreciado que tantos niveles de proteínas diferentes, aproximadamente un tercio de todos los que observamos, cambien notablemente con el avance de la edad“, declaró en un comunicado de prensa de la Universidad el investigador Tony Wyss-Coray , quien es profesor de neurología y ciencias neurológicas, y codirector del Centro de Investigación de la Enfermedad de Alzheimer de Stanford.

De acuerdo con este investigador, “los cambios en los niveles de numerosas proteínas que migran de los tejidos del cuerpo a la sangre circulante no solo caracterizan, sino que posiblemente causan, el fenómeno del envejecimiento”.

¿Cómo se envejece?

En el estudio, publicado en la revista científica Nature Medicine, los autores también dan luces sobre el modo en el que ocurre el envejecimiento.

Concluyeron que los primeros signos de envejecimiento comienzan a aparecer a los 34 años. Luego, ocurren otras dos oleadas: una a los 60 años, cuando se manifiesta el deterioro físico y congnitivo; y otra a los 78 años, a partir de cuando los órganos empiezan a fallar.

Plantean así que el envejecimiento no se da de forma progresiva, sino por tres puntos de inflexión. Estas fases fueron llamadas adultez temprana, edad media tardía y edad de la vejez.

Metodología

Para alcanzar estas conclusiones, estudiaron el plasma sanguíneo, la fracción de células libres en la sangre de 4.263 personas de entre 18 y 95 años.

En esas muestras, analizaron las características y variaciones de niveles de sus proteínas. Al estudiarlo, notaron momentos específicos en los que diferentes proteínas transmitidas por la sangre exhibían casi en simultáneo cambios notables en las muestras.

De acuerdo con los autores, “esto sucede porque en lugar de simplemente aumentar o disminuir de manera constante o permanecer igual durante toda la vida, los niveles de muchas proteínas permanecen constantes durante un tiempo y luego en un punto u otro experimentan cambios repentinos hacia arriba o hacia abajo”.

Reloj proteómico

Con esa información en las manos, construyeron una suerte de reloj proteómico que saca conclusiones partir de los niveles compuestos de proteínas dentro de grupos de personas en lugar de individuos.

Para hacer el análisis de cada caso en este reloj, se necesita únicamente una gota de sangre, en la que ya es posible dar lectura a las 373 proteínas.

De hecho, solo nueve proteínas fueron suficientes para hacer un trabajo aceptable, dijo Wyss-Coray. “Después de nueve o 10 proteínas, agregar más proteínas al reloj mejora su precisión de predicción solo un poco más”, dijo. “Con el aprendizaje automático, podría realizar una prueba con buena precisión basada solo en esas nueve proteínas”

En la publicación oficial de Stanford, se precisa que “la fórmula resultante demostró ser capaz de predecir las edades de los individuos dentro de un rango de tres años la mayor parte del tiempo. Y cuando no fue así, hubo un resultado interesante: las personas cuya edad prevista era sustancialmente menor que la real resultaron ser notablemente saludables para su edad”.

.

Fuente/s:

-Nature Medicine.

-Stanford University.

Etiquetas

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close