Actualidad

Actualidad

Relación de ayuda: Seis pasos para el apoyo psicológico en emergencias

Océano Medicina comparte un fragmento de su curso "Técnicas de apoyo psicológico y social en situaciones de crisis", con motivo del lanzamiento del programa académico

Las palabras adecuadas, una mirada de apoyo o incluso un apretón de manos pueden resultar cruciales para el bienestar de un paciente que acaba de vivir una situación de emergencias. Por esto, rescatistas y personal de primeros auxilios, enfermeros, emergentólogos y profesionales de la salud de todas las especialidades deben contar con las herramientas adecuadas para brindar a los pacientes el soporte psicológico que requieren en situaciones de crisis.

El curso “Técnicas de apoyo psicológico y social en situaciones de crisis” de Océano Medicina, que ya se encuentra disponible para su adquisición, contiene la información académica más actualizada y completa sobre esta temática.

Seis pasos

Con motivo del lanzamiento del programa, Océano Medicina comparte con sus usuarios un fragmento de seis pasos fundamentales para entablar una relación de ayuda efectiva con los pacientes en emergencias:

  1. Primer contacto y acogida. En esta fase se debe transmitir seguridad y profesionalismo, preguntar lo que ha pasado y crear un atmósfera de tranquilidad (se recomienda hablar mirando a los ojos y, si es posible, tomarle la mano).
  2. Identificación del problema. Realizar una escucha activa al paciente y recoger la información necesaria para identificar el problema que se ha presentado.
  3. Reestructuración de la situación. Ofrecer una nueva manera de ver las cosas. En esta fase es útil hacerle ver al paciente que tiene personas a su alrededor que le apoyan, y que le acompañarán y cuidarán.
  4. Diseñar un plan de acción para que el paciente se enfrente a la nueva situación y ayudarlo a tomar decisiones. Es importante mantener siempre un tono emocional positivo y permitir que se desahogue.
  5. Cierre. Finalizar el tratamiento en el centro hospitalario. Transmitir la información para enlazar la ayuda emocional que se ha prestado con la que va a recibir en el centro hospitalario.
  6. Evaluación. Repasar la situación, realizar una valoración personal y preguntar sobre la evolución del paciente desde el primer contacto hasta que terminó el servicio.

Fuente/s:

Etiquetas

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close