Actualidad

Actualidad

Navidad en la Guardia: Cuatro profesionales de la salud cuentan sus experiencias

Océano Medicina rinde un homenaje en las y los médicos y enfermeros que viven las fiestas en los centros de salud

Los aspectos más relevantes del artículo

  • El doctor Martín Etchegaray, coordinador docente del Servicio de Obstetricia del Hospital Nacional Posadas, recuerda que en una noche buena realizó por primera vez una cesárea
  • Jorge Tartaglione, presidente de la Fundación Cardiológica Argentina, plantea que en estas fechas lo médicos viven "una ambivalencia afectiva"
  • La enfermera y docente Viviana Alcaraz insiste en la importancia de acompañar con empatía a los pacientes durante estas festividades
  • El neonatólogo Goyo Díaz Peña vive las navidades en la Guardia pensando que se trata de "un día más" en el que, como siempre, debe dar lo mejor de sí mismo

Las fiestas decembrinas pueden tener muchas facetas. Están, claro, las de aquellas familias y grupos de amistades que se reúnen a celebrar con afecto la llegada de las navidades pero, también, las de aquellas personas que, dedicadas de corazón al servicio, viven la nochebuena en sus puestos de trabajos, en compañía de sus colegas y pacientes, y con la atención dedicada a prestar la mejor de las ayudas a quien lo requiera.

Así, cientos de profesionales de la salud de todos los cargos y especialidades acuden cada año a las guardias y centros de salud durante las festividades. Allí, hacen seguimiento a sus pacientes hospitalizados, o atienden cada nueva emergencia (generalmente, vinculada a accidentes ocurridos durante las celebraciones).

Océano Medicina ha decidido rendirles un homenaje a estos especialistas en Navidad, visibilizando las experiencias de cuatro profesionales de la salud y sus perspectivas sobre la guardia en las fiestas:

Dr. Martín Etchegaray Larruy

Coordinador regional Cono Sur del Comité de Atención a Residentes FLASOG y coordinador docente del Servicio de Obstetricia del Hospital Nacional Posadas.

  • ¿Qué significa para usted como profesional poder ayudar a sus pacientes durante las fiestas?
  • Como obstetra, tengo pacientes que están en fecha para las fiestas, pero también puede ser que tengan familia antes o después. En esta profesión, las fechas siempre cambian. Por eso, respecto a cómo puedo ayudar, lo que hago es estar siempre atento a lo que necesiten mis pacientes, como si fuera cualquier otro día del año. Esta vez, además, no me voy lejos, voy a estar en la zona donde atiendo los partos, así que, si se produce algún nacimiento en esta noche de Navidad, ahí estaré.
  • ¿Qué siente al vivir las navidades en el centro de salud?
  • Hace unos años que no me ha tocado asistir pero, cuando pasó, recuerdo como algo positivo que el grupo que estaba de guardia se organizaba para que cada uno aportara algo de comida o de música y así nos acompañábamos entre todos con reuniones muy lindas, siempre y cuando no hubiera mucho el trabajo. Por suerte, en las veces que pasé dentro de un centro de salud en Navidad, todo estuvo bastante tranquilo en general.
  • ¿Podría compartir alguna anécdota sobre su guardia?
  • Como anécdota, recuerdo que la primera cesárea que operé en mi vida fue en la noche de Navidad de 1988, en mi primer año de residencia. Justo después de las 12:00 de la noche, entró la paciente y me tocó ir con mi jefe de residentes a realizar la operación. Es un día que recuerdo con mucha alegría y gratitud.

  • Si pudiera hacer un balance de 2019 ¿Qué diría?
  • Si tuviera que hacer un balance de 2019 para mí en lo que respecta al crecimiento profesional y como persona, fue un buen año. Por supuesto, no quedo exento de toda la crisis que hemos estado viviendo pero, para mí, ha sido un hermoso año y estoy contento en ese sentido.

 Dr. Jorge Tartaglione

Presidente de la Fundación Cardiológica Argentina.

  • ¿Qué significa para usted como profesional poder ayudar a sus pacientes durante las fiestas?
  • Las fiestas son una época especial en la cual nos emocionamos y estresamos mucho más que en el resto del año. Estamos con mucha gente constantemente, nos apuramos un montón y eso a todas y todos, incluidos los médicos, nos genera un estrés enorme. Estar durante la navidad en un centro de salud va a ser distinto dependiendo del lugar en el que trabajes, porque cada comunidad y cada sanatorio tiene sus particularidades y pueden llegar casos muy variados.
  • Una de las cosas malas que hacemos los seres humanos el 24 por la noche es pensar en quién falta en la mesa, nosotros recomendamos a los pacientes no hacerlo, para no generar estrés. Esta es una época normalmente de muchos excesos, pero lo ideal es estar más tranquilo.
  • ¿Qué siente al vivir las navidades en el centro de salud?
  • Para el médico se genera una ambivalencia afectiva. Si estás en piso, generalmente en las salas se dan de alta a la mayoría de los pacientes, quedan los más graves y te acercás a compartir las fiestas con ellos. Es una emoción especial porque algunos están al límite de la muerte y la verdad es que afecta, porque estás adentro compartiendo una fiesta que es alegría afuera. Si estás en una guardia, primero hay un momento de distensión y después se viene una gran tensión porque ingresan personas graves por circunstancias asociadas a las fiestas.
  • ¿Podría compartir alguna anécdota sobre su guardia?
  • Al estar de guardia ese día, sabes que en general vas a pasar un período muy tranquilo entre las 18 y las 22 horas y que, a partir de las 23, puede llegar donde estás desde algún paciente que lamentablemente se sacó un ojo destapando una sidra, hasta alguien que se quemó, se peleó, o estuvo borracho y se accidentó.
  • A pesar de todo, después se festeja también un poco, porque estás con tus compañeros de guardia, con tus amigos y, para mí, la guardia tiene que ser algo cordial.

  • Si pudiera hacer un balance de 2019 ¿Qué diría?
  • Mi balance del 2019 es positivo porque estoy acá dando este mensaje y estoy muy contento por hacerlo. En el fondo, soy siempre optimista. Pasamos una situación en el país bastante grave desde el punto de vista económico y eso hace que nosotros que nos dedicamos al a comunidad y a la salud debamos estar más sensibles y atentos a esta realidad. Sin embargo, el cambio de Gobierno hace que se genere para todos una nueva esperanza para el año entrante.


Licenciada Viviana Alcaraz

Enfermera y coautora del programa de Formación integral en emergentología para enfermeros y auxiliares de salud, de Océano Medicina

  • ¿Qué significa para usted como profesional poder ayudar a sus pacientes durante las fiestas?
  • Estas fechas son muy especiales para la gran mayoría de las familias. Para el paciente, estar fuera del hogar y alejado de sus afectos es mucho más difícil y complejo en estos días, por lo que es muy importante acompañarlo de manera empática durante toda su estadía.

  • En lo personal, como profesional de Enfermería y parte del equipo de salud del servicio de Emergencias, poder acompañar y brindar los mejores cuidados, manteniendo siempre  una buena comunicación con el paciente y la familia, es fundamental y muy gratificante; ya que no solo ayudaría con su recuperación sino que también con su bienestar emocional.
  • ¿Qué siente al vivir las navidades en el centro de salud?
  • Las navidades en el centro de salud, los primeros años,  uno  la vive con cierta nostalgia y un poco de tristeza ya que nos encontramos lejos del seno familiar. Con el tiempo, vamos adecuando esas noches navideñas lo más parecido a casa con la compañía de todos los miembros del equipo de salud que se encuentra de guardia. Se comparten charlas, risas y anécdotas, entre las corridas que se viven comúnmente dentro del servicio de Emergencias pero junto a nuestra familia hospitalaria.
  • ¿Podría compartir alguna anécdota sobre su guardia?
  • Una anécdota importante que recuerdo, fue una navidad en la que un papá con su hijo de cuatro años salieron de su casa a saludar a los abuelos y, repentinamente, el niño cayó al suelo completamente desvanecido. Cuando llegaron al servicio de Emergencia y se constató el fallecimiento del niño a causa de un proyectil de arma de fuego en cráneo (bala perdida). Fue una situación difícil, quedamos todos muy conmovidos y tristes por la pérdida de esa familia que perdió a su hijito justo en Navidad, a causa de la imprudencia y el vandalismo.
  • Si pudiera hacer un balance de 2019 ¿Qué diría?
  • Este fue un año difícil para la sociedad en muchos aspectos tanto social como económico, afectando también el área de la salud. La demanda asistencial en los centros de salud fue en ascenso, y no así los recursos (humanos y materiales) necesarios para brindar un mejor servicio en la atención de cada individuo.
  • Como  profesionales licenciados en Enfermería, nos vimos afectados por la nueva Ley que nos excluye de manera discriminatoria del listado de profesionales, por lo que fue un año de lucha para lograr nuestro reconocimiento y ponerle fin a la precarización laboral.

  • La inclusión y el reconocimiento nos permitirán desarrollar un servicio con carácter permanente, de planificación, ejecución, coordinación, fiscalización, investigación, docencia, control y gestión de planes, programas y acciones destinados a la promoción, prevención, recuperación y rehabilitación de la salud de la población.

Goyo Díaz Peña

Médico de planta en Neonatología del Hospital Posadas y el Hospital Vicente López de Rodríguez.

  • ¿Qué significa para usted como profesional poder ayudar a sus pacientes durante las fiestas?
  • La gente en general está más ansiosa y apurada por irse a casa en estas épocas, pero nosotros nos mentalizamos para que sea un día más. Como profesionales de la salud, siempre estamos dispuestos a ayudar a todos los pacientes, todos los días del año, con nuestro mejor esfuerzo, incluso en Navidad.

  • ¿Qué siente al vivir las navidades en el centro de salud?
  • Desde el punto de vista personal, muchas veces nos ha tocado estar de guardia para las navidades y el estar lejos de la familia nos incomoda un poco, pero se sobrelleva mejor al pensar que se trata de un día más de trabajo y servicio.
  • ¿Podría compartir alguna anécdota sobre su guardia?
  • Recuerdo cuando era residente de primer año de pediatría. Estaba haciendo una historia clínica bastante extensa, porque en esa época se debían completar muchísimas preguntas, y me ganó el cansancio. Estaba apoyado contra una pared, y ahí me desperté al día siguiente.
  • Si pudiera hacer un balance de 2019 ¿Qué diría?
  • Si tengo que hacer un balance de este año, sería negativo, en lo personal y para el país. Sin embargo, tengo renovadas esperanzas en todo sentido para que sea mejor el año que viene.

 

 

 

Fuente/s:

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close