Actualidad

Actualidad

Efectividad de las vacunas frente a las variantes del SARS-CoV-2

Se han detectado numerosas variantes del SARS-CoV-2. Las más destacadas son tres: B.1.1.7, B.1.351 y P.1. En la nota, se detalla el grado de efectividad de las diversas vacunas frente a ellas.

¡Alcanza tu máximo potencial!
Ver cursos relacionados:

Los aspectos más relevantes del artículo

  • Las tres variantes han generado un gran interés, pues incluyen mutaciones que afectan al gen que codifica la proteína S del SARS-CoV-2.
  • Esta es la llave de entrada a la célula huésped y diana de las vacunas desarrolladas.
  • Por lo tanto, dichas variantes podrían provocar cambios en la capacidad infecciosa del virus.
  • También, en su sensibilidad a la respuesta inmune inducida por las vacunas.
  • B.1.1.7, B.1.351 y P.1 incluyen la mutación N501Y en el dominio de unión al receptor, relacionada con mayor transmisibilidad.

Los virus de ARN, como los coronavirus, mutan con frecuencia. Un grupo de virus que comparten un mismo conjunto de mutaciones específicas se denominan variantes. Hasta la fecha, se han detectado numerosas variantes del SARS-CoV-2. Las más destacadas son tres: B.1.1.7B.1.351 y P.1. Frente a estas variantes surge un claro interrogante: las vacunas ¿son efectivas contra ellas?

El linaje de coronavirus B.1, aparecido en China a fines de 2019, es el predominante en todo el mundo y, a su vez, el causante de la pandemia de COVID-19.

Sin embargo, en los últimos meses, se han producido otras variantes que han generado un gran interés, pues incluyen mutaciones que afectan al gen que codifica la proteína S del SARS-CoV-2. Esta es la llave de entrada a la célula huésped y diana de las vacunas desarrolladas.

Por lo tanto, dichas variantes podrían provocar cambios en la capacidad infecciosa del virus y en su sensibilidad a la respuesta inmune inducida por las vacunas.

Variantes de preocupación del SARS-CoV-2

En un documento de la OMS, se especifican las definiciones de variantes de interés (VOI por sus siglas en inglés) y variantes de preocupación (VOC por sus siglas en inglés). Esta última está constituida por las VOI que, además, implican algún cambio en la transmisibilidad o virulencia del virus y en la efectividad de las vacunas desarrolladas.

Tomando en cuenta ese criterio, un informe de evaluación de riesgos del ECDC centra su interés en tres VOC: B.1.1.7 (y la sub-variante con la mutación E484K), B.1.351 y P.1.

Las tres variantes incluyen la mutación N501Y en el dominio de unión al receptor, relacionada con mayor transmisibilidad.

Por su parte, la variante B.1.351 añade las mutaciones en la proteína Spike E484K, asociada a una mayor capacidad de elusión de la respuesta inmune, y K417N, relacionada con una mayor transmisibilidad del virus.

En tanto, la variante P.1 es muy parecida a la B.1.351, con la salvedad de que presenta la mutación K417T en lugar de la K417N.

Efectividad de las vacunas frente a las variantes del virus

Variante B.1.1.7

Estudios publicados -algunos no revisados aún- expresan que las respuestas de anticuerpos de las vacunas Comirnaty y Moderna mantendrían su capacidad de protección frente a la B.1.1.7, conocida como variante británica.

La vacuna de AstraZeneca también sostendría su efectividad frente a esta variante, con una eficacia del 74,6%. Cabe destacar que la eficacia de esta vacuna contra variantes no B.1.1.7 es del 84%.

La vacuna de Novavax, aún en estudios en fase 3, ha mostrado una eficacia del 86,3% frente a la B.1.1.7, en comparación con el 90% obtenido frente a otras variantes anteriores. 

Variante B.1.1.7 con mutación E484K

No se ha establecido si esta mutación comporta cambios en la transmisibilidad o virulencia del SARS-CoV-2, aunque se estima que probablemente sean nulos o mínimos.

De acuerdo con un artículo de la revista Nature, la vacuna Comirnaty podría ser menos efectiva frente a esta sub-variante, aunque su eficacia no queda anulada. 

Variante B.1.351

Con respecto a esta variante, conocida como sudafricana, las vacunas Comirnaty y Moderna han visto reducida unas 6 veces la capacidad de neutralización de los anticuerpos resultantes. Las compañías farmacéuticas productoras han anunciado que trabajan en nuevos prototipos que lo resuelvan.

Un medio de comunicación británico ha publicado que la vacuna de AstraZeneca mostraría apenas una eficacia del 10% frente a esta variante. Estos datos han sido confirmados por un estudio publicado en la revista New England Journal Magazine.

AstraZeneca anunció que trabaja en nuevos desarrollos de la vacuna para resolver este problema.

Mientras tanto, la vacuna de Novavax parece mostrar una eficacia menor al 50% frente a la variante sudafricana. Se trata de una reducción importante comparada con la eficacia del 89% conseguida frente a la versión previa.

Por otro lado, la vacuna de Johnson&Johnson ha mostrado una eficacia frente a esta variante del 57% para enfermedad moderada-grave y del 85% para enfermedad grave. 

Variante P.1

Según un estudio de la Universidad de Oxford, las vacunas actuales contra el SARS-CoV-2 podrían funcionar mejor de lo esperado contra la variante P.1, denominada variante brasileña.

La investigación no ha sido revisada por pares, pero mostró que la P.1 era menos resistente a los anticuerpos inducidos por la vacuna de lo que se temía al principio.

Lo mismo expresaron, desde Rusia, los creadores de la vacuna Sputnik V.

Datos preliminares de un estudio llevado a cabo por el Centro Gamaleya y compartidos a la agencia de noticias Reuters indican la efectividad de la vacuna frente a las nuevas variaciones del SARS-CoV-2.

La investigación mostró que la revacunación con la Sputnik V está funcionando muy bien contra las 3 mutaciones del virus. Hasta el momento no hay más datos pero se espera que los resultados del ensayo se publiquen pronto.

 

Fuente/s:

vacunasaep.org

Reuters

Agencia Anadolu

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close