Actualidad

Actualidad

Diabetes: el personal de enfermería marca la diferencia

Se conmemora un nuevo Día Mundial de la Diabetes. Una enfermedad de creciente impacto en la salud pública de Latinoamérica. Piden por más opciones de formación y entrenamiento para el personal de enfermería.

¡Alcanza tu máximo potencial!
Ver cursos relacionados:

Los aspectos más relevantes del artículo

  • La diabetes constituye un serio problema de salud pública para diversos países de América Latina.
  • En un nuevo Día Mundial de la Diabetes, piden mayor entrenamiento y formación del personal de enfermería.
  • Preocupan las estadísticas que vaticinan un importante aumento del número de casos en las próximas décadas.

Como cada año, el 14 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Diabetes. Se trata de una iniciativa -generada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Federación Internacional de la Diabetes (FID)- que busca crear consciencia acerca de una enfermedad que afecta a 32 millones de personas en Latinoamérica.

Para este 2020, el lema elegido es “Diabetes: el personal de enfermería marca la diferencia”. Un llamado a reconocer el rol central que ejerce la enfermería en el cuidado de los pacientes diabéticos.

Mayor impacto de la diabetes y poco personal de enfermería

Según el Atlas de la Diabetes de la FID, en el 2019 vivían con diabetes 463 millones de personas en todo el mundo. Lo que equivaldría a 1 de cada 11 personas alrededor del planeta. Lamentablemente, se espera que esta alarmante cifra aumente a 578 millones para el año 2030. En América Latina serían unos 49 millones, entre hombres y mujeres, para el 2045. Se estima que 1 de cada 2 adultos con diabetes no tiene diagnóstico aún y que 3 de cada 4 diabéticos viven en países con renta media o baja.

En el año 2019, la enfermedad fue responsable de 4,2 millones de muertes globales y de costos que representaron el 10% del total mundial destinado hacia la atención sanitaria durante ese período.

Según la OMS, a nivel mundial, el personal de enfermería representa el 59% del personal sanitario. Esto equivaldría a alrededor de 27,9 millones de trabajadores, de los cuales 19,3 millones son profesionales. Dicha cifra ya había sido considerada insuficiente por la entidad en abril de este año. Gran parte del déficit en este tipo de personal se concentra en países en vías de desarrollo. Aquellos en los cuales la diabetes, según los pronósticos, impactará de manera más marcada.

Diabetes: el personal de enfermería marca la diferencia | Océano Medicina
Diabetes: el personal de enfermería marca la diferencia | Océano Medicina
Diabetes: el personal de enfermería marca la diferencia | Océano Medicina
Diabetes: el personal de enfermería marca la diferencia | Océano Medicina
Diabetes: el personal de enfermería marca la diferencia | Océano Medicina

Rol de la enfermería en el control del paciente diabético

En las últimas décadas, se han puesto en marcha en Latinoamérica numerosas iniciativas para intentar controlar esta enfermedad. Desde la Organización Panamericana de la Salud (OPS), se han generado estrategias para mejorar la calidad de atención de los pacientes, programas preventivos y guías clínicas basadas en la evidencia, además de actividades formativas para los profesionales de la salud. Durante este año, se abogó desde la FID por mayores oportunidades formativas y de entrenamiento en diabetes para el personal de enfermería.

Justamente, la enfermería ocupa un papel preponderante en la prevención, diagnóstico y tratamiento de las personas con todos los tipos de esta dolencia. Su accionar incluye la promoción de hábitos y estilos de vida saludables, el diagnóstico precoz, la educación diabetológica de los pacientes y el fomento del autocuidado. Habitualmente, el personal de enfermería es el contacto inicial -y en algunos sitios el único- con el que interactúa un enfermo con síntomas o signos de diabetes.

Por más oportunidades de formación y entrenamiento en diabetes

Pero, según una encuesta global de la FID, 4 de cada 5 trabajadores en enfermería consideran que los Estados no hacen lo suficiente para fomentar el entrenamiento en diabetes que se necesita. Algo que a la luz de las estadísticas brindadas es difícil de entender, incluso desde una perspectiva de costo-beneficio.

Como se comentó, un paciente con diabetes suele generar altos costos a los sistemas sanitarios de diversos países. Lejos de descender, los expertos pronostican que dichos valores se incrementarán en los próximos años si no se logra mejorar la prevención y el diagnóstico precoz de la enfermedad.

“Ha llegado el momento de emprender acciones urgentes. Es fundamental que los gobiernos nacionales y los sistemas sanitarios reconozcan el creciente impacto mundial de la diabetes”, manifestó recientemente Andrew Boulton, presidente de la FID e investigador.

Para el profesional, lo primordial pasa por un mejor entrenamiento y un mayor reconocimiento del personal de enfermería. “Es imperativo que los próximos pasos en la lucha mundial contra la diabetes generen un cambio real. Solo así, las personas con la enfermedad podrán vivir confiados de que recibirán el mejor apoyo posible”, concluyó.

Fuente/s:

OMS

OPS

FID

 

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close